TESTIMONIOS

Bienvenidos a nuestro estudio te invitamos a participar en nuestras clases impartidas por profesores con una demostrada experiencia y profesionalidad.

Pude participar el sábado en el curso que dio Claudia de estiramientos, yo ya tenía muchas ganas de ir a sus clases, pues tenía la impresión que me iba a gustar, pues tengo que decir que me encantó, pude comprobar los conocimientos que tiene del cuerpo pero lo que más me gustó es como lo transmite, yo la había visto bailar el tango como lo baila y como se entrega es un placer poder disfrutar verla bailar, en este otro tema no la conocía tanto (aunque por lo que la oía decir y como lo decía) me imaginaba que tenía que ser también muy buena, pues eso fue lo que me confirmó este fin de semana. Si podéis apuntaros no lo dudéis.

Os encantará poder participar sus clases.

Inés Martín Serrano

08/08/2016

La verdad que al leer los testimonios, me anima saber que no soy el único que tras las clases de estiramientos de Claudia, se siente estupendo. Y es que esto de descubrir a los 40años que se tiene una pata de ganso y no sólo patas de gallo, pues… ¡sube la moral! 😉

¡Lo más fuerte para mi? Terminar haciendo estiramientos en un hotel, tras un viaje corto, porque el cuerpo no sólo me lo pedía, sino que me lo EXIGÍA.
En fin, esto de los estiramientos engancha… 😉

Manuel Farinha (Madrid)

Hola a todos!
Comencé a tomar clases en marzo, la verdad es que al principio me costó, no entendía nada, no sentía nada de lo que debía percibir…bueno, sí, me sentía inmensamente torpe!

Me armé de paciencia y he de decir que aunque sigo muy verde, ya voy notando “cositas” y es genial! No tengo el cuello tan rígido ni la parte alta de la espalda como una piedra, me duele menos la cabeza, soy más consciente de mi cuerpo y mis posturas.

Aún me queda mucho camino por recorrer, ya veremos qué nuevas sorpresas me deparan los estiramientos! Por lo pronto, mi cuerpo ya está enganchado, sólo he faltado dos semanas y me estaba pidiendo que lo estirara a gritos!!

Elena Talavera García (Madrid)

Hace ya cuatro años que tuve la inmensa suerte de conocer a Claudia y empezar a tomar clases con ella, fue todo un descubrimiento, tanto por la técnica como por ella, sobre todo. Me ayudó a tomar conciencia de mi cuerpo y a sentir que mi parte posterior del cuerpo existía, ¡ que tenía isquiones !, que el movimiento empieza en la mente y que hay que interiorizar primero sus enseñanzas para que el cuerpo poco a poco las asimile.

Desde entonces forma parte de mi vida cotidiana, tanto que la “oigo con ese acento porteño tan dulce”…, frases como: ” Tenés que desafectar, dar aire, respirar y llevar oxígeno a las partes del cuerpo que están con tensión….., “, en definitiva es un lujo ser su alumna, tiene una pedagogía especial que se adapta a ti, se preocupa por sus alumnos y personaliza la técnica a las necesidades de cada alumno. Por todo esto y por mucho más sólo puedo decir, que espero seguir disfrutando y aprendiendo con sus clases. Muchas gracias MAESTRA. Un beso, Val”

Val Marrero (Madrid)

Gracias por tu trabajo y seguir enseñando tu tecnica que tanto nos ayuda a seguir bailando y disfrutar del movimiento. Un saludo desde Londres donde siempre te espera tu alumna y amiga Caro.

Carolina Esteves (Londres)

Quien no tiene problemas en la espalda? Haber dejado cualquier forma de deporte no me ayudaba mucho, sufrir de spondiartritis tampoco. Asi me di cuenta de que ni la piscina, ni los masajes me aliviaban. Busque otra cosa. Empezo por una conferencia, donde la alegria y la paciencia de Claudia me animaron.

Durante mas de un año he tomado clases. Fue realmente dificil al principio, dado mi poca condicion fisica. Pero he aprendido a cuidar mis articulaciones, conocer mi cuerpo y mis limites, cuidar de mi postura. Estoy actualmente viajando lo que me impide acudir a mas clases. Pero me di cuenta de que lo aprendido nadie me lo va a quitar. Estoy ahora mas armonioso en mi manera de moverme, y mi vida cotidiana. Y sobre todo tengo menos dolores y siento el Bien estar!

Anónimo

Querida Claudia: Tal vez sea una de sus más viejas alumnas en Argentina, no solo por la edad sino por el tiempo transcurrido de su trayectoria. En honor a ese tiempo, recuerdo de manera imborrable el aprendizaje que obtuve en las clases de Claudia: la posibilidad de estirarme y de tener conciencia de cada parte de mi cuerpo en ese estiramiento que Claudia marcaba con sumo detalle, profesionalismo y cuidado por sus alumnos. Remarco lo de cuidado no solamente por su afecto hacia lo que hacía y hacia las personas, sino en lo que a mi atañe ya que sufro de discopatías lumbares y este trabajo me ayudó mucho.

Es el día de hoy que no he podido reemplazar esa técnica por otra que me haya hecho tanto bien. Tal vez encuentre en Argentina algo similar, lo busco permanentemente pero cada cosa que he hecho y hago, aunque sean fructíferas en algún sentido, no son tan especiales como las clases que impartía Claudia”

Silvia Cornejo (Buenos Aires)

Somos maduritas, gorditas y con un cuerpo castigado por distintas intervenciones quirúrgicas pero hemos encontrado en las clases de Claudia el descubrimiento de que, nuestro cuerpo responde: cambree….. , divórciense de esos hombros……, relajen esos músculos ……., esa mandíbula relajada con cara de bobas ….., despejen su cinturita……, Y en este caso la cinturita de 130 cm., se siente más estrecha y alargada. Es cierto que sentimos que los músculos (que hace tres meses no sabíamos que los teníamos) nos abrazan y sobre todo nos hacen sentirnos mucho mejor.

Estamos encantadas de nuestra clase de estiramiento, llegamos agotadas y salimos llenas de vitalidad. Muchas gracias Claudia.

Manuela Rodríguez y Angela Pedroche (Madrid)

Siempre soñé con sentirme corporalmente liviana y elástica, no sólo ágil. He practicado deportes aeróbicos y me acerqué a la danza, pero no alcanzaba el éxito. El enfoque de Claudia es absolutamente efectivo. Todo lo que soñé se está haciendo realidad: mis articulaciones se están abriendo y mi musculatura se estira, y me siento como una bailarina en cada postura, en cada movimiento, en cada ejercicio; tanto que aún no me reconozco.

Estoy más laxa, percibo las tensiones corporales, las reconozco, y yo misma me apaciguo reconduciendo los vicios y los errores corporales. Y hacer abdominales “es un placer”, porque las zonas del vientre y del estómago ya no molestan. Es fantástico sentirse ligera como una pluma. Escucho al cuerpo y el cuerpo me escucha, y a partir de aquí, ya todo es posible. Que en qué radica la diferencia… En el Maestro, Claudia.

Rosa Eva García (Segovia)

He recibido durante los ultimos 5 años clases de Pilates y las aconsejo, pero las clases de Claudia, con sus conocimientos de biomecanica, estan siendo fantasticas. A pesar de que no soy joven ni flexible, he notado, gracias a su tecnica, cambios importantes, ando derecha, hago movimientos que antes ni soñaba y los dolores de espalda y cervicales han desaparecido. Y lo mejor de todo ello, es que estoy segura de que puedo seguir mejorando.

Carmen Menendez (Madrid)

He hecho diversos tipos de ejercicio de manera bastante regular durante muchos años, más de veinte –sobre todo ballet y yoga- y debo decir que del enfoque que Claudia da a sus clases estoy obteniendo unos resultados realmente sorprendentes: creo que es la primera vez que realmente estoy atenta a mi cuerpo y no al ejercicio, y que realizo los ejercicios con una conciencia algo más afinada del funcionamiento de y la estructura de mi cuerpo, sus posibilidades y sus limitaciones.

Claudia da constantes claves que me han hecho ser consciente de una gestualidad distinta pero posible y de una manera de relacionarme con mi cuerpo con menos tensiones. Creo que es una gran profesora, y que lo es para cualquier nivel, es más, habría sido una fortuna conocerla antes de haber adquirido ciertos vicios de otras disciplinas, que

Guadalupe Grande (Madrid)

Así encabezas tu artículo ¿Los músculos en la cabeza o la cabeza en los músculos?, esa es la pregunta, y yo personalmente pienso que es mejor tener “la cabeza en los músculos”, y eso es lo que tú nos enseñas. Tenemos que prestar más atención a nuestro cuerpo y a las posturas que adoptamos, esas en las que nos ponemos automáticamente, con regularidad y que son la causa de nuestras cervalgias, lumbalgias y lo que, en general, decimos cuando nos quejamos, de nuestros dolores de espalda. Pero creo que si asistimos a tus clases de PILATES podemos ser conscientes de las malas posturas que nos hacen enfermar y que el cuerpo nos devuelva la salud que tenía.

Ana Narbona (Madrid)

En mi primera clase pensé que era imposible que yo hiciera los ejercicios que veía hacer a mis compañeras. Pero gracias a ir teniendo conocimiento de mi propio cuerpo y a las indicaciones o correcciones de la clase de a poco fui logrando los realizarlos.

Cada vez que salía de la clase me sentía como si flotara, fue increíble!!!! Anímense, tendrán todas las herramientas necesarias para lograr un estiramiento muy sano. No se lo pueden perder!!!

Mónica Franco (Mar del Plata)

Buscaba un entrenamiento para mejorar mi elasticidad y me encontré casualmente con Claudia y sus clases de biomecánica.

La primera clase fue un descubrimiento y el inicio de un camino que espero que contribuya muy positivamente a mejorar la relación con mi cuerpo y mi salud.

Descubrí de pronto la cantidad de limitaciones y desgastes a los que estaba sometido diariamente. Claudia comenzó a reeducar mis posturas y movimientos y me hizo consciente de un montón de estructuras musculares que no sabía que tenía ni utilizaba.

Me temo que el camino no es sencillo ni cabe esperar resultados inmediatos, pero ya noto una clara mejoría en pocos meses de entrenamiento y espero que la insistencia y el buen hacer docente de Claudia me ayude a lograr cuidar mi cuerpo mucho mejor y a obtener mucho más de él sin dañarlo, en definitiva, a explorar dónde están mis límites.

Francisco Gómez (Madrid)

Vivimos inmersos en una cultura en la cual nos resulta muy difícil estar en paz, y esa intranquilidad en la que vivimos a diario, deja marcas en nuestras emociones y en nuestro cuerpo…Desde que practico estiramiento biomecánica con Claudia estoy logrando reencontrar el equilibrio perdido.”Mente y cuerpo” en armonía garantizan una buena salud.¡Al cuerpo hay que cuidarlo! y con Claudia dicho cuidado es con amor.¡Gracias por colaborar en mi proceso de recuperación!

Vivian Salvio (Madrid)

Conocimos a Claudia a través de unas amigas que también habían practicado estiramiento.Los motivos fueron mejorar la movilidad y mejorar e incrementar el nivel de calcio en los huesos y así evitar problemas en el futuro.El método de Claudia combina la expresión corporal con movimientos de ejercicio integral distintos a los de la gimnasia clásica.

Josefa Gutiérrez (Madrid)

Acudí, a los estiramientos para mejorar la movilidad y fijación del calcio de los huesos. El sistema utilizado por Claudia es muy novedoso, ya que sus ejercicios liberan las articulaciones que a la larga, por ser usadas mal, producen artrosis. Su gran conocimiento de la anatomía lleva a la utilización de cada uno de sus músculos y tendones para conseguir la corrección postural.

María Jesús Alcelay (Madrid)

A mis 60 años estoy conociendo por primera vez una práctica de Pilates, como la que imparte Claudia, que te hace sentir bien desde el primer momento y aplicarla a la vida cotidiana de forma consciente. Estoy empezando a estar a gusto con mi saco de huesos. Antonia,

Antonia Boyero (Madrid)

“Tengo que decirte que estoy muy contenta con tus clases, que me están haciendo efecto, que pienso constantemente en mi postura y mi espalda (que estaba muy cargada) está mejorando día a día.

Rosa Yusta Marin (Madrid)

….Tengo muy buenos recuerdos tuyos de las clases de Pilates en el Centro cultural de Latina….”

María Jesús Aragoncillo Abanades (Madrid)

Quien no tiene problemas de espalda ? Haber dejado cualquier forma de deporte no me ayudaba mucho. Sufrir de Spondiartritis tampoco. Asi cuando me di cuente de que ni la piscina, ni los massages me aliviaban, Busque otra cosa. Empezo por una conferencia, donde la alegria y la paciencia de Claudia me animaron.
Durante ma de un año he tomado clases. Fue particularmente dificil al principio, dado mi poca condicion fisica. Pero he realmente aprendido a cuidar mis articulacione, conocer mi cuerpo y mis limites, y cuidar de mi postura.
Estoy actualmente viajando lo que me impide acudir a mas clases. Pero me di cuenta de que lo aprendido ya, nadie me lo va a quitar. Estoy ahora mas armonioso en mi manera de moverme, y mi vida cotidiana. Y sobre todo, Tengo menos dolores y siento el bien estar !

Anónimo dijo…

La verdad que al leer los testimonios, me anima saber que no soy el único que tras las clases de estiramientos de Claudia, se siente estupendo.

Y es que esto de descubrir a los 40años que se tiene una pata de ganso y no sólo patas de gallo, pues… ¡sube la moral! 😉

¡Lo más fuerte para mi? Terminar haciendo estiramientos en un hotel, tras un viaje corto, porque el cuerpo no sólo me lo pedía, sino que me lo EXIGÍA.

En fin, esto de los estiramientos engancha… 😉

Enganchado… (Manuel) dijo…

ESTUDIO LUNA Estiramiento, Pilates, Biomecánica y más…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest